lunes, 28 de noviembre de 2011

Pecados carnales.

Quiero pensarte y tu recuerdo se escapa de mis manos. No quiero tu recuerdo, sigo queriendo sentirte.
Pensar en el regocijo de nuestros cuerpos amándose. En mis manos recorriendo tu piel. En mi boca bajando por tu vientre hasta una zona prohibida que excita mi deseo.

Quiero provocar tus ganas de acariciarme clavando mi mirada en la tuya. Quiero despertar tu deseo de besarme mordiendo la comisura de tus labios. Quiero escucharte gemir buscando tu placer.

No quiero perderme nada de lo que me puedas ofrecer mientras te devoro. No quiero dejar de sentirte. Quiero estrechar mi oído contra tu pecho y que tu corazón me ensordezca de pasión.

Hoy quiero amarte sin tabúes. Quiero que tu alma y la mía se ignoren. Que nuestros pensamientos se pierdan. Que sólo seamos llamas que abrasan de calor la habitación, que derriten las sábanas en las que nos envolvemos.

Quiero despertar exhausta por la mañana y besarte con la ternura que olvidamos en esa alocada noche.

1 comentario:

  1. Me guta, no me parece nada excesivo. sigue así y arriba ese ánimo!

    ResponderEliminar